Los coches nos hacen la vida más fácil, es cierto. Sin embargo, no es secreto que con ellos gastamos mucho dinero en combustible y mantenimiento; tampoco son garantía de que vayamos a llegar temprano a nuestro lugar de origen; y por supuesto, el humo de los coches es una de las principales causas de la contaminación atmosférica. Las bicicletas plegables pueden ayudar a resolver estos problemas y, además, son beneficiosas para la salud.

En primer lugar, estas bicis son eléctricas. Por tanto, lo único que necesitas para que funcionen es que la batería esté cargada. No gastarás, entonces, dinero en combustible y el mantenimiento se lo puedes dar tú mismo. Con una de estas bicis siempre llegarás a tiempo al trabajo, al cole, al súper… ¿Por qué? Por una sencilla razón: puedes sortear los atascos del tráfico y no necesites esperar por que se desocupe un espacio en el aparcamiento. Por último, una bici nunca contaminará el medioambiente. Al trabajar estos modelos con energía eléctrica no queman combustible como sí lo hacen los coches, por tanto, la atmósfera no sufre las malas consecuencias.

En fin, que necesitamos más bicis que coches. De eso no hay dudas. Tú puedes ser uno de los que contribuya a la causa.