Uno siempre debería comprar barometros para poder predecir el clima diario y en función de ellos poder planificarnos mejor nuestras jornadas, sobre todo las veraniegas.

Estos instrumentos de medición nos permiten conocer la presión que la atmósfera ejerce sobre un punto determinado, gracias al invento que se basó en la elasticidad de los metales para medir este elemento.

Básicamente se emplean para saber las variaciones meteorológicas y aunque su uso era antes meramente profesional por los estudiosos del clima y la meteorología, no son pocos los que tienen en su casa un barómetro para conocer las variaciones del clima y así saber si estamos en condiciones de salir del hogar hasta sitios más lejanos sin que nos sorprenda un aguacero inesperado.

Sucede que las variaciones en la presión indican a su vez variaciones en la temperatura y puede variar según la altura de la superficie terrestre donde nos encontremos, por ello es importante saber la presión media del lugar en el que vamos a instalar nuestro barómetro.

Cabe destacar que a mayor altura y temperatura, menor presión atmosférica.

Es importante resaltar que está demostrado que cuando la presión es alta nos sentimos agotados, cansados, también por lo elevado de la temperatura y cuando es baja nos sentimos más ágiles.