Un restaurante sevillano para satisfacer tu paladar es el Casa Carmen Sevilla pues su variedad de menús, sus platillos bien presentados y la decoración del lugar lo convierten en un referente histórico para la ciudad.

Otros lugares de interés los podrás encontrar en la antigua villa de Gandul, donde todavía se mantienen en pie todavía algunos edificios en aceptable estado de conservación: una torre medieval, la iglesia de San Juan Evangelista (siglos XV-XVI), el palacio de los Marqueses de Gandul (siglo XVII) y la antigua Casa del Concejo (siglo XVIII).

 

La referencia escrita más antigua que se conserva de Gandul aparece en el Repartimiento de Sevilla, con motivo de la conquista castellana de 1248. Aunque atendiendo a los dólmenes y a los numerosos restos cerámicos ibero-romanos que aparecen en su entorno, cabe considerar en Gandul un largo poblamiento ininterrumpido desde la Prehistoria.

 

Una de las actividades preferentes de los habitantes de la antigua villa de Gandul, al igual que de otras localidades de su entorno como Alcalá, Mairena o Utrera, era la elaboración y abastecimiento de pan a Sevilla. En el siglo XVI el pan proveniente de Gandul se considera uno de los mejores que se puede consumir en la ciudad.